lunes, 10 de febrero de 2014

EL MISTERIO DEL BELLONA CLUB (Ed. Lumen , 2005) Dorothy L. Sayers 9/10


Dorothy L. Sayers nació y creció en Oxford, dónde fue una de una de las primeras mujeres en obtener una licenciatura, Francés Medieval. Una vez en Londres, trabajó en publicidad y creó a su personaje Lord Wimsey, que la convirtió en uno de los referentes de la novela policíaca de entreguerras. Junto a Chesterton y Agatha Christie fundó en 1930, el Detection Club,  club donde se exponían una serie de reglas que toda novela policíaca debería cumplir para jugar limpio con sus lectores.
  1. La solución de los misterios o enigmas debe ser necesaria para resolver el conflicto central.
  2. El detective debe usar su ingenio y su habilidad para resolver el enigma en un contexto concordante con la historia.
  3. La solución del problema debe ser sólo encubierta por el escritor.
  4. Circunstancias improbables o inusuales, super-criminales, venenos desconocidos, entradas o pasadizos secretos, coincidencias y casualidades afortunadas no deben ser usadas en la novela policial clásica.
  5. Finalmente, la justicia debe ir de la mano del detective y debe aplicarse al final de la historia sobre el verdadero criminal.
A pesar de que la autora creó a Lord Peter años antes de la fundación del club, sus historias siguen casi siempre estos principios.
Lord Peter Wimsey, segundo hijo del duque de Denver es un tipo mundano, divertido, amante de los libros y los vinos, conocedor de los locales de moda que despliega incansablemente su gran encanto y su avispada inteligencia para dedicarse a su gran pasatiempo: los crímenes.
Su  cuñado Charles Parker, inspector de Scottland Yard, será su aliado en algunos casos y su fiel mayordomo Bunter, completa la parte técnica del trabajo detectivesco.

En el caso del Bellona Club, Wimsey se ve inmerso en la muerte repentina de un anciano militar en su sillón favorito del Bellona Club.
No tendría mucha importancia, de no estar en juego una gran fortuna  que dependerá de la correcta verificación de la hora exacta de la muerte del general Fentiman.
Comienza aquí una historia llena de enredos, personajes que no son lo que aparentan, persecuciones, pistas falsas, y el humor elegante y sofisticado de Lord Peter, lo que no le impide ir en pos de la verdad y la justicia y dejarnos por el camino un retrato especialmente fidedigno de su época.
No sólo disecciona las viejas costumbres que representan los ancianos que frecuentan el club, sino que también introduce los estragos causados por la Primera Guerra Mundial en la salud mental de los jóvenes que se vieron abocados a luchar en ella y la nueva responsabilidad de las mujeres al cargo de la manutención de la familia y los frecuentes roces familiares que de ello se deriva.
A pesar de todo, mantiene un ritmo y un clima ligero y delicioso
sobretodo gracias a un héroe encantador!